Mantenimiento

Nueva Cartagena

Con esto, poco a poco, llegué al puerto

a quien los de Cartago dieron nombre,

cerrado a todos vientos y encubierto,

a cuyo claro y singular renombre

se postran cuantos puertos el mar baña,

descubre el sol y ha navegado el hombre.

 

                                                                                               Miguel de Cervantes Saavedra

                                                                             PRIMER VEHICULO DE LA EMPRESA